• Consultoría Técnica
  • Ingeniería
  • Gestión de Proyectos

Intaf, de un taller de forja a exportador de bienes de equipo

La Voz de Galicia

29/07/2013

Su grupo de empresas nació en Narón como un pequeño taller de forja y calderería que fundó su padre en 1941, y al que se incorporó cuando apenas rozaba la mayoría de edad. Hoy, José Ramón Franco dirige cinco firmas que suman una plantilla de 170 trabajadores, aunque aún recuerda cuando de la faena se ocupaban sus progenitores y él. Cuatro décadas después, Intaf, Tecman, Neodyn, Sincro Mecánica y Evolventia constituyen un núcleo industrial de referencia en la comarca ferrolana, desde donde fabrican y prestan servicios no solo para el mercado gallego y nacional, sino también para otros países.

Desde sus instalaciones en el polígono naronés de As Lagoas, las empresas de José Ramón Franco están inmersas en los sectores de fabricación de bienes de equipo, mecanizado, calderería, mantenimiento industrial, operación y mantenimiento de parques eólicos, ingeniería y construcción y reparación de componentes para la industria del viento.

Recuerda que la salida al exterior ha estado presente desde hace años en su quehacer diario, aunque no siempre con la misma intensidad. Este año la cuota de exportación de Intaf se ha disparado considerablmente, ya que se ocupa de una obra singular en Suiza: la fabricación de parte del Swiss Tech Convention Centre, un palacio de congresos polivalente, cuyo patio de butacas permite su ocultación bajo el piso para permitir que se celebren varios espectáculos al mismo tiempo. Así, el 80% de la facturación de Intaf durante este ejercicio proviene de la exportación, aunque el empresario admite que esos niveles no se mantendrán el año próximo, ya que será difícil firmar un nuevo encargo de similares características.

«Aprovechamos las oportunidades aquí, pero sin dejar de buscar fuera»

Además de este pedido, que en dos meses llegará a su fin, el grupo también trabaja habitualmente para Babcock, con obras en la construcción naval militar en el Reino Unido, y en estos momentos sondea otros mercados europeos, como Noruega y Suecia. Además, explica que también fabrica para empresas españolas asentadas en Latinoamérica. Aunque admite que las circunstancias actuales del mercado nacional, marcado por una profunda crisis económica y por las restricciones en la concesión de financiación, obligan a las empresas a salir al extranjero para buscar la cuota de mercado que se ha desplomado en el país, José Ramón Franco tiene claro que la presencia exterior era para su grupo un objetivo mucho antes del estallido de la recesión. «Nosotros somos mucho de casa, nos gusta aprovechar al máximo las oportunidades aquí, aunque no dejamos de buscar alternativas fuera», explica.

El grupo Tecman registró el pasado año una facturación cercana a los 13 millones, mayor que la del ejercicio anterior. La especialización y la solvencia son dos de sus bazas en el exterior.